Alarmas

Protección con alarmas de incendios.

Los sistemas de alarmas de incendios permiten de manera eficaz activar los dispositivos de extinción y avisos necesarios para combatir este tipo de siniestros. Mediante un sistema de detección de incendios, puede ser identificado un posible siniestro de esta naturaleza por la captación de emisiones de humo, de luminosidad o por incremento brusco de temperatura.

Este dispositivo de alarma puede ser electromecánico, electrónico, electroacústico, de campana o de bocina. El equipo advierte a los ocupantes de un edificio de un posible incendio, para realizar la evacuación.

El funcionamiento del sistema está gobernado por un panel de control central que integra el funcionamiento de todos los mecanismos que conforman el mismo e interrelaciona los indicativos de cada uno de ellos. Del mismo la energía eléctrica es suministrada a cada uno de los componentes a través del panel de control. La alimentación eléctrica se asegura mediante dos fuentes de alimentación, primaria y secundaria, que en caso de fallo de suministro aseguran la estabilidad del funcionamiento.

A la hora de seleccionar un sistema de alarma de incendio es preciso asegurarnos de que nuestra elección funciona bajo las normas precisas de homologación (alarmas Madrid) y que cuenta con el mantenimiento adecuado. De lo contrario solo se consigue tener una falsa sensación de seguridad en la instalación que no garantiza la seguridad en caso de urgencia.
Adelantarnos a la posibilidad de que ocurra un accidente por incendio supone analizar con lógica los riesgos que puedan desencadenar un accidente. Sin dudarlo un sistema de detección de incendios y alarma se trata de una inversión valiosa, la mejor garantía de éxito ante un siniestro por incendio.